Mujeres marchan en Chile por los muertos en protestas

Ataviadas de negro, rinden un homenaje de respeto a los 20 fallecidos desde el estallido social

Miles de mujeres, ataviadas con ropa negra, rindieron este viernes un solemne homenaje de respeto a los 20 fallecidos tras dos semanas de protestas en Chile en una marcha en silencio que cruzó el centro de Santiago, habitualmente estrepitoso, entre una emotividad que no se había apreciado hasta la fecha.

Un gran cartel negro encabezaba la marcha, que partió desde un parque cercano a Plaza Italia, epicentro de las protestas, en el que la frase “Mujeres de luto” dominaba la comitiva.

Detrás, la imagen contundente de una caravana de mujeres vestidas de color negro, portando un clavel blanco y alzando sus manos, absolutamente en silencio.

La marcha salió del parque y tomó la Alameda Bernardo O’Higgins, la principal arteria de la ciudad, con dirección a Plaza Italia, donde ya había reunidas unas 500 personas manifestando su descontento con la desigualdad social y pidiendo la renuncia del presidente Sebastián Piñera.

Despacio, como si de un cortejo fúnebre se tratase, las pisadas de las miles de mujeres se escuchaban al tiempo que la marcha avanzaba.

“Estado asesino. Das patriarcado”, mencionaba una de las grandes lonas desplegadas en la manifestación, totalmente pacífica, mientras en el pañuelo que tapaba el rostro de una de las personas que lo portaba estaba bordada la frase

“Con las manos manchadas de sangre no se dialoga”.

Desde que el viernes 18 de octubre comenzara el estallido social, el Gobierno cifra las víctimas mortales en 20, aunque la Fiscalía Nacional tiene un balance de 23, seis de ellos ciudadanos extranjeros, y al menos cinco de los fallecimiento a manos de fuerzas del Estado, ya sean militares o policías.

Investigan 23 decesos por crisis social en Chile

Jóvenes, adultas y ancianas caminaron unidas, sin lanzar ninguna proclama ni enturbiar el momento, simplemente en silencio y las manos en alto paso tras paso.

Al llegar a Plaza Italia, otra veintena de mujeres les esperaba, casi todas con vendas en la cara o en los ojos, una imagen que se repite cada día tras los impactos de balines de goma o bombas lacrimógenas lanzadas por Carabineros para dispersar las multitudes.

Hasta los cientos que se encontraban ya protestando en la plaza quedaron enmudecidos con la manifestación, que tras hacer una parada allí, siguió adelante por la avenida rumbo al Palacio de La Moneda.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *